Arquillos, puerta del Condado de Jaén

Hasta Arquillos y su aldea El Porrosillo se accede desde La Carolina o Úbeda por la A-301, desde Linares o Navas de San Juan por la A-312. Ambos núcleos están en paralelo al Embalse del Guadalén y separados de este por una gran mancha de olivar solo interrumpida por alguno de los cerros que aparecen en dirección a Navas o por las dehesas que rodean a El Porrosillo justo antes de comenzar, más al norte sus perfiles de sierra. El ordenado urbanismo se corresponde con la política de repoblación de Sierra Morena promovida por el monarca Carlos III a finales de XVIII y emprendida por su ministro Pablo de Olavide.

Lugares de interés
Iglesia de la Inmaculada Concepción

Construida en 1769, presenta una fachada típica de los poblados de colonización del siglo XVIII. Cuenta con una sencilla portada neoclásica coronada por frontón que estiliza al máximo sus líneas rectas. Sobre ella se alza una airosa espadaña que tiene la particularidad de articularse en dos cuerpos: en el inferior se abren dos huecos gemelos para voltear campanas, mientras que el cuerpo superior, con un solo hueco de campana, va perdiendo grosor para culminar en un frontón triangular, que a su vez, acoge una minúscula campana.

.


Torre del reloj

El elemento más visible de Arquillos se centra en la famosa  Torre del reloj. Los postulados ilustrados marcaban una clara separación entre el poder eclesiástico y el civil. En este contexto se justificará la construcción de la Torre del Reloj.

Su fisonomía es la de un edificio prismático, de planta cuadrada, dos cuerpos elevados sobre zócalo, siendo el primero de doble altura con respecto al segundo (dentro del cual se encuentra instalado el reloj propiamente dicho), separados por una moldura triple. El acceso al primer cuerpo es a través de un arco de medio punto enmarcado por dovelas almohadilladas. Igualmente, en este cuerpo se localizan cuatro saeteras dispuestas, cada una, en el centro de las fachadas. El segundo presenta, en los ángulos, pilastras dóricas. En la fachada principal, localizamos la esfera del reloj enmarcada con moldura circular y, en la opuesta, un ventanuco cuadrado. Remata la estructura una airosa cornisa con cubierta a cuatro aguas, sobre la que se yergue el campanario de hierro con cuatro columnas. Se corona el edificio con un chapitel y una veleta, ambos de chapa recortada. Este campanario y su reloj, fueron construidos en 1884 por los talleres de la relojería Canseco de Madrid.

Los relojes del denominado “Sistema Canseco”, disfrutaban de una enorme fama y prestigio. Disponía de varias sucursales y tiendas en Madrid; así, en la calle Mayor números 55, 57, 59, Plaza del Ángel 10 o Mesón de Paredes 21. Fue su fundador Don Antonio Canseco y Escudero, natural de la localidad leonesa de Rabanal del Camino, nacido el 27 de junio de 1838. Muy poco se conoce de su formación como relojero. A la temprana edad de 20 años, obtuvo la patente nº 2302 de “relojes de pared, torres y campanas”, con el nombre de “sistema Canseco”. Esta patente le permitía el “Privilegio de Invención en España y Francia”, gracias al cual pudo solventar la gran cantidad de encargos que recibió su empresa a lo largo y ancho del territorio español. La circunstancia de mencionar a Francia en su permiso de patente respondía a que Canseco importaba la maquinaria de la casa Morbier, que posteriormente adaptaba según las necesidades.

Hoy podemos presumir de conservar el reloj original, con su mecanismo en perfectas condiciones. En concreto, el de nuestra torre corresponde al “SISTEMA CANSECO Nº 5”, como figura en un relieve de la base del chasis de la estructura. Asimismo, en una cartela metálica en la parte superior reza lo siguiente: “CANSECO RELOJERO CONSTRUCCIÓN. Calle del Mesón de Paredes Nº 21 MADRID. Fábrica en MORBIER, France, 1884”. En una lista de precios de los diferentes modelos y encargos recibidos por la empresa aparece, entre otros, el suministrado a Arquillos. En concreto se indica la fecha de 23 de noviembre de 1884, como fecha de instalación, figurando un precio de venta de 3500 pesetas, de la época.


Casa neogótica

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip.